Training trip to the US (NY and Miami); see you as many

                  I take the chance on this occasion, first time I formally write a post in English, to tell my US based Linkedin contacts that I will be in the US on August 2015 with the following Time Schedule; -New York 8 to 14 August, I will be attending the SCCE Academy intensive course  getting ready to pass exam and get certified SCCE-I during this year; http://www.corporatecompliance.org/Events/EventInfo.aspx?sessionaltcd=002_CA0815 I will be in a hotel nearby Times Square and I will have time for meetings both at the early morning or after 20 pm.

Más cornadas da el hambre

  Los que ya tengan algunos años recordarán las famosas palabras de El Cordobés cuando le eligieron para la brega profesional durante un lance en una capea de pueblo en la que el célebre torero salto a un ruedo donde había una manada de toros bravos para centrarse en uno con un desprecio asombroso al peligro que suponía darle la espalda al resto de fieros morlacos con un trapo rojo ondeante en la mano.

Business judgment rule y compliance

  Muchos compañeros que se ven en la tesitura de interpretar toda esta maraña de normativa que se está desarrollando en torno a compliance me preguntan qué quiere decir exactamente el art 31.bis.4, 2º punto, que obliga a que el modelo de cumplimiento de la empresa incluya el proceso de formación de la voluntad de la persona jurídica, de adopción de decisiones y de ejecución de las mismas con relación a aquéllos.

¿Qué es la materialidad?

  De un tiempo a esta parte parece que la comunidad técnica del mundo de compliance ha venido a reparar en la importancia de la primera fase de cualquier proyecto sistemático que pretenda iniciarse en la empresa, lo que en la terminología habitual de la gestión de proyectos y de la propia de calidad se denomina el entorno de la organización, que ahora ha venido en llamarse materialidad en semejanza al concepto contable.

Serie sobre valoración en compliance

  “Solo el necio confunde valor y precio” Desde hace mucho tiempo que tengo ganas de meterle mano al tema de la valoración, que a mi juicio es un problemón, foco y origen del estallido de la crisis económica, que en parte es sistémica por el caos que reina en este sentido, a la par que representa una de las áreas más olvidadas e importantes en compliance, que todo programa que se precie debe recoger e impregnar la cultura de valoración de un modo fiel a la imagen de la empresa, transparente con los intereses de accionistas y stakeholders y no digo acorde con las técnicas normalmente aceptadas porque la mayoría, en mi humilde opinión por lo que se razonará en la serie de artículos del que el presente sirve como anuncio, están obsoletas.